Cómo ayudar a nuestros hijos a alcanzar un equilibrio emocional, físico y mental: el yoga para niños.

Salvo honrosas excepciones, podemos afirmar que el sistema de vida que llevamos actualmente está provocando que nuestros hijos/as tengan una presión social tan elevada que, en ocasiones, puede desembocar en padecimientos de ansiedad e incluso de estrés.  Por lo tanto, no es de extrañar que en los últimos años hayamos observado la aparición de extraescolares y actividades dentro de los procesos de educación – sobre todo en jardines de primera infancia y centros especializados-  basados en la mejora de su capacidad de concentración, en la disminución del nivel de estrés y en enseñar a llevar un estilo de vida saludable.

De todas las opciones que hemos identificado, nosotros nos quedamos con el yoga para niños.  Puesto que la práctica del yoga proporciona al niño una serie de herramientas que lo ayudarán a lo largo de toda su vida para que ésta sea saludable y feliz, ya que el yoga permite que el niño se mantenga en contacto con su naturaleza y conocimiento innatos, lo que le da espacio para desarrollar y afirmar su propia identidad, reconocer su cuerpo y su mente y ver cómo todos ellos están conectados entre sí.  Esta actividad le permite conocerse mejor, le ayuda a desarrollar sus aptitudes, a aprender a ser responsable, a tener autonomía y a conseguir gestionar su energía y emociones de manera eficiente.

 

Las clases de yoga para niños son una forma divertida y creativa de que el niño desarrolle todo su potencial como ser humano. Al mismo tiempo son un espacio y un momento donde el niño puede ser quien es.  El niño juega a hacer yoga y mediante este juego, el niño tiene la oportunidad de alcanzar su propio equilibrio a nivel  físico, mental y emocional, a la vez que pasa su tiempo libre realizando una actividad  sana y divertida.

 En una clase de yoga el niño va a tener la posibilidad de realizar y aprender:

  • Ejercicios de respiración para ayudar a relajar y equilibrar el cuerpo y la mente.
  • Juegos y actividades lúdicas y creativas que le permitan desarrollar las capacidades motrices e intelectuales, basadas siempre en la acción y en la relación no competitiva.
  • Posturas y ejercicios de yoga para mejorar la coordinación y el equilibrio, así como para disminuir las tensiones y equilibrar el cuerpo y la mente.
  • Ejercicios de relajación para que aprenda a detener la actividad física y mental.
  • Juegos y actividades de reflexión para desarrollar la sensibilidad y aprender a expresar las emociones.

Principales aportaciones del yoga para niños:

A nivel físico,

–       Mejor coordinación y resistencia.

–       Más agilidad y flexibilidad.

–       Hábitos posturales más correctos.

–       Equilibrio.

–       Mejor capacidad respiratoria.

–       Mayor sensibilidad.

 

A nivel intelectual y emocional,

–       Mejor capacidad de atención, concentración y memoria.

–       Aumento de la creatividad y de la imaginación.

–       Mejoría en la interacción con los otros.

–       Reducción de comportamientos agresivos.

–       Aprender a mantener la calma ante las presiones.

–       Relajación.

–       Superación de los miedos, más seguridad y auto-estima.

–       Enfoque adecuado de la competitividad.

Si os interesa más información, os pasamos el contacto de una profesora especialista en yoga sita en Barcelona: Margarida Melo, también podéis visitar su web: www.mayogabcn.com

Anuncios

Acerca de lafamiliaonline

Expertos en juegos y juguetes educativos y ocio en família
Esta entrada fue publicada en Capacidades diferentes, Technomamis!, Un poco más y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cómo ayudar a nuestros hijos a alcanzar un equilibrio emocional, físico y mental: el yoga para niños.

  1. Inma Corbera dijo:

    El yoga para niños me parece una actividad muy completa. Cuando los míos eran pequeños, las únicas actividades fuera de las horas de estudio sólo podían ser de movimiento (deportes, danza) o de música (sofeo e instrumentos). Encuentro que el yoga combina movimiento “no activo” con relajación, muy necesario para desalentar el estrés al que están sometidos nuestros hijos.
    También sería interesante fomentar terapias de aprendizaje de control mental como la del TFT, Terapia del campo Mental, muy sencilla y fácil de usar en cualquier momento y lugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s